Blog

Los 10 ladrones de tu energía

Pequeñas reflexiones del Dalai Lama que llegan para despeinarnos la consciencia e invitarnos al desafío de hacer de nuestra vida el mejor de los sueños… vida sentida, vida vivida.
Inventa con ellas faros incandescentes que guíen tu navegar cotidiano impregnándolo del arte de superar cada obstáculo como una oportunidad única para crecer, para aprender, para evolucionar, para ser desde la autenticidad más absoluta, respetándote y haciéndote respetar.

Transforma cada ladrón en un manantial donde sumergirte para renacer a cada instante en una versión mejorada de ti mismo, transmútalos hasta reconectarte con tu esencia, haz que cada uno sea un propósito firme e irreductible que te impulse hasta hacerte volar… 
Haz de cada una de estas fugas energéticas un motivo para para pasar empezar a hacer, porque la verdadera magia está en pasar del pensamiento a la ACCIÓN.

¿Empezamos?

LOS 10 LADRONES DE TU ENERGÍA

1.- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2.- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3.- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4.- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

5.- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7.- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8.- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9.- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10.- Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

DALAI LAMA