Blog

Estamos de aniversario… ¡Dos años ittarareando!

“Gracias a la vida, que me ha dado tanto…” Violeta Parra

Sin casi darnos cuenta, ittara Centre de teràpies naturals… ¡ya cumple dos años!
Dos años de vida, de ilusiones y proyectos, de compartir intensa e inmensamente, de pulir aristas y superar cada contratiempo y salir aún más reforzad@s, de crecer junt@s y de veros evolucionar con nosotras, de disfrutar, de sentir en libertad y plenitud, de no dejar de avanzar pasito a paso, de seguir descubriendo la forma de ofreceros lo mejor cada día, de cuidaros y mimaros, de hacer de vuestro bienestar nuestro propósito de vida, de ir creando espacios para enriquecernos, de ampliar la familia que somos…
Estamos de aniversario, pero no nos hace falta para sentirnos tremendamente afortunadas por este maravilloso sueño hecho realidad… Así que… ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS…!

Gracias por creer en nosotros y ser nuestros mejores embajadores, haciéndonos visibles con cada “me gusta”, con cada “compartir”, con “seguirnos” por todos los medios, con vuestras palabras acompañando a las nuestras, con ese hablar tan bien de ittara que no hay quién se resista, con la luz que reverbera en vuestros ojos tras pasar por nuestras manos y que no deja indiferente a quién sabe mirar.

Gracias por vuestra confianza plena en nuestro saber hacer, por permitirnos el lujo de acompañaros en vuestros procesos evolutivos y de sanación a todos los niveles, por concedernos el privilegio de mimaros como merecéis y contribuir a vuestro bienestar, por dejarnos ser cómplices de vuestro peregrinar hacia una mejor versión de vosotr@s mism@s…

Gracias por hacer de este trabajo una experiencia increíble, por la inmensa suerte de poder dedicarnos a aquello que nos hace disfrutar tanto, que nos da sentido y nos hace tan felices, por una cotidianeidad repleta de amor, respeto y consciencia en la que la magia y luz lo impregnan todo, por sentir que entre tod@s, al cuidar y cuidarnos estamos creando un mundo mejor desde ese “mar de fueguitos” que somos.

Gracias por acompañarnos y alentarnos en la superación de todos los obstáculos intrínsecos al camino pero que siempre se convierten en oportunidades de aprendizaje y crecimiento, un trampolín desde el cual seguir creciendo juntos, haciendo de ittara ese refugio especial en el que sentir, fluir y ser.

Gracias porque, sin saberlo, nos enriquecéis con vuestros procesos, porque el intercambio siempre es un regalo, porque vosotr@s también sois nuestros espejos en los que reflejarnos para no dejar nunca de desarrollar todo nuestro potencial humano y estimularnos a dar siempre más y mejor.

Y gracias a la vida en todas sus dimensiones y en todas sus frecuencias que, sin tregua y como siempre, nos bendice constantemente con mucho, todo y tanto a cada paso…

Ahora, ¡brindemos por mucho, por todo y por tanto!

¡Larga vida a ittara y a tod@s los que nos acompañáis en este magnífico vuelo!